MUSTANG. Bocados de libertad.

Hoy en “Especialidades del crítico”, Monsieur Gourmet, nos recomienda una plato imborrable, para nuestras papilas gustativas cinéfilas, llamado “Mustang”, película de 2015 dirigida por Deniz Gamze Ergüven. Película multinominada y premiada en la temporada alta de premios durante su año y elogiada por la crítica de manera unánime.

“Mustang” nos cuenta la historia de cinco hermanas de una pequeña aldea turca, huérfanas de padres que conviven con su tío y abuela, en plena adolescencia, con hambre de libertad, de sueños, de deseos y de autoconocimiento y realización personal, en conclusión, con hambre de vida. Sin embargo, el contexto en el que (mal)viven, las encierra, somete y anula de la peor manera, en su propio hogar. Tienen que obedecer una cultura y tradición misógina, arraigada de manera ortodoxa, y cuya protagonista es la sinrazón y la anulación como individuo.

Este film es un canto a la rebeldía con causa, a la defensa de la libertad individual, y un bocado de querer VIVIR, en mayúsculas. Unas imágenes de belleza casi extasiante y serena a la vez que contrastan con esa horrible situación en la que se ven inmersas estas cinco hermanas.

Muchos al verla, le recordaron al plato cumbre de Sofia Coppola, “Las Vírgenes Suicidas”, sin falta de razón, pero son degustaciones distintas. Aunque comparten belleza formal en sus imágenes tan oníricas, mientras que la obra de Coppola goza de un nihilismo, cierto grado de distanciamiento y estado de casi ensoñación en sus protagonistas; “Mustang” logra que empaticemos de lleno con estas cinco muchachas, y nos coloca delante de una realidad social que atropella los derechos humanos sin miramientos.

“Mustang” es una de esas películas imprescindibles, nos encantaría viajar a Estambul con ellas, el sueño de estas cinco hermanas, y saborear esos bocados de vida y libertad que atanto anhelan.

“Mustang” es como ese İmam bayıldı , un plato tradicional turco de berenjena con ajo, cebolla y tomate, salteado con aceite de oliva de primera calidad que saboreamos con los ojos cerrados, acompañado de postre con un Kazandibi, un postre de leche y harina de arroz delicioso y cremoso para endulzarnos la vida.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close